EL DEPORTISTA DEL AÑO, EN BOSNIA, ES UN NIÑO DE DIEZ AÑOS

La votación para elegir al deportista del año de Bosnia, tuvo un claro ganador este año. Ismail Zulfic, un bosnio de diez años, que nació sin brazos fue el elegido por 20.000  lectores de la publicación que organizaba la competición. El pequeño recorre tres veces a la semana casi 150 kilómetros para poder llegar a su lugar de entrenamiento, en Sarajevo. Más de 40 medallas certifican su gran potencial mientras sigue batiendo récords a diario. Sus marcas son tan buenas que solo dos segundos le separan del mínimo que se exige a los nadadores adultos con discapacidad para participar en el campeonato Europeo. 

Un deportista que inspira y que promete brindar grandes alegrías al mundo de la natación. 

Ir al contenido