IRIS GRACE, THULA Y EL ARTE

Please install Yoast SEO plugin and enable the breadcrumb option to use this shortcode!

Coloridos, hipnóticos e incluso oníricos… Los cuadros de la pequeña Iris Grace, han llamado la atención de los coleccionistas de arte de tres continentes. Incluso la actriz Angelina Jolie, se ha hecho con uno de ellos. La precoz artista ha encontrado en la pintura un modo para expresarse y comunicarse con los demás. Recibió el diagnóstico de autismo cuando apenas contaba dos años de edad y, desde entonces, sus padres se han esforzado por encontrar un compañero de juegos para ella. La gata Thula, ha conseguido ganarse el corazón de la pequeña con su intuición para acompañarla cuando más lo necesita y, desde que llegó a su vida, ha conseguido superar algunos de sus temores y problemas sensoriales. 

El tándem que forman la niña y la gata, ha dejado buena muestra de su complicidad en las redes sociales y en el libro Iris Grace, escrito por   Arabella Carter-Johnson. Un testimonio del afán de superación de la pequeña. 

Coloridos, hipnóticos e incluso oníricos... Los cuadros de la pequeña Iris Grace, han llamado la atención de los coleccionistas de arte de tres continentes. Incluso la actriz Angelina Jolie, se ha hecho con uno de ellos. La precoz artista ha encontrado en la pintura un modo para expresarse y comunicarse con los demás. Recibió el diagnóstico de autismo cuando apenas contaba 2 años de edad y, desde entonces, sus padres se han esforzado por encontrar un compañero de juegos para ella. La gata Thula, ha conseguido ganarse el corazón de la pequeña con su intuición para acompañarla cuando más lo necesita y, desde que llegó a su vida, ha conseguido superar algunos de sus temores y problemas sensoriales. 

El tándem que forman la niña y la gata, ha dejado buena muestra de su complicidad en las redes sociales y en el libro Iris Grace, escrito por   Arabella Carter-Johnson. Un testimonio del afán de superación de la pequeña.
Ir al contenido