LA VISIÓN DE LA DISCAPACIDAD DE TERESA PERALES

Please install Yoast SEO plugin and enable the breadcrumb option to use this shortcode!

Las secuelas de una enfermedad neurológica  llevaron a Teresa Perales a una silla de ruedas con 19 años y le abrieron las puertas del deporte de élite. Descubrió la libertad  que proporciona flotar en una piscina y trabajó para mejorar su técnica hasta  tener en su posesión  26 medallas,  conseguidas en los Juegos Paralímpicos entre 2000 y 2006.  

Ha trabajado como profesora y coach, en incluso ha hecho sus pinitos como actriz, es un gran ejemplo de adaptación al cambio y hoy, en Magéntica, nos quedamos con una de sus reflexiones: “Es la cabeza la que consigue que cuerpo llegue a donde le de la gana (…), no creo en los límites ni es marcarlos”. 

Ir al contenido