LOS PERROS QUE PROTEGEN A MUJERES VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Please install Yoast SEO plugin and enable the breadcrumb option to use this shortcode!

Dicen, quienes conviven con ellos, que les devuelven las ganas de vivir. Los perros de protección entrenados por los adiestradores del Proyecto Pepo, con Ángel Mariscal a la cabeza, han cambiado la vida de cientos de mujeres víctimas de la violencia de género desde el comienzo del proyecto en el año 2009. La mayoría de ellas, recuperan la confianza en sí mismas y pierden el miedo a salir a la calle. Los perros las acompañan y cumplen una función disuasoria sobre los agresores. Así, las mujeres disponen de un margen mayor para pedir ayuda gracias a otros dispositivos telemáticos. 

Mientras dura todo el proceso; las mujeres obtienen los conocimientos y la formación necesaria para ejercer como adiestradoras o vigilantes de seguridad profesionalmente. El crecimiento se incrementa en lo personal, gracias a la labor de los psicólogos que supervisan y acompañan a las participantes. Una entrañable iniciativa que crea vínculos indisolubles y devuelve la fe a quienes la habían perdido. 

Ir al contenido