LA COVID-19 AFECTARÁ DE FORMA SEVERA AL MERCADO LABORAL

Conseguir un puesto de trabajo será un poco más difícil después de la crisis sanitaria causada por la COVID-19. Así lo prevé la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que calcula que unos 125 millones de empleos serán destruidos y vaticina además, una pérdida notable de horas de trabajo. 

Ante este panorama, es necesario continuar fortaleciendo los mecanismos de integración laboral de las personas en riesgo de exclusión y con discapacidad. Asegurar el acceso a un empleo digno es una buena manera de garantizar la independencia de las personas con diversidad funcional. 

Ir al contenido