LA VISIÓN DE LA DISCAPACIDAD DE OLGA BEJANO

Dictando las palabras a la enfermera que le atendía, Olga Bejano, consiguió escribir cuatro libros. Un enfermedad degenerativo hizo que su cuerpo se debilitara hasta quedar tetrapléjica. Para comunicarse con los demás, dibujaba garabatos que se correspondían con las letras del abeccedario y que sus allegados, aprendieron a comprender. Es la persona que ha pasado más tiempo conectada a un pulmón artificial y llegó a recibir la Medalla de Oro de la Rioja por su trabajo y su afán de superación. 

Hoy, en Magéntica, nos quedamos con una de sus reflexiones: “Cualquier vida es única e irrepetible y tiene tanto valor como otra. Si hubiese una vida sin importancia, ninguna sería importante.” – Olga Bejano 

Ir al contenido