MOET, LA GATA CIEGA, QUE RECAUDA FONDOS, EN INSTAGRAM, PARA AYUDAR A ASOCIACIONES DE RESCATE ANIMAL

La historia de Moet no parecía un cuento con final feliz cuando, con menos de un año de vida, su dueño dejó de alimentarla y optó por encerrarla en una jaula. A causa del maltrato continuado, la gata perdió sus dos ojos y llegó a la vida de Emily, una voluntaria que decidió dejarse la piel para darle una segunda oportunidad. Moet respondió a los cuidados y se convirtió en la compañera inseparable de la joven. 

Se trataba de la primera vez que la adoptante convivía con un gato ciego y quiso compartir su experiencia para animar a otros a seguir sus pasos. Moet se convirtió en la protagonista de un libro que puede adquirirse a través de sus perfiles en redes sociales. Los beneficios se destinan a asociaciones dedicadas al rescate animal que han crecido súbitamente gracias al particular encanto de la gata, que supera ya los 55.000 seguidores, en Instagram, gracias a su empeño en perseguir un final feliz. 

Ir al contenido