NUEVO ESTUDIO PARA FOMENTAR LAS ZONAS DE OCIO INCLUSIVAS EN MADRID

Encontrar alternativas de ocio para los menores con discapacidad no  suele ser tarea fácil. Comenzando por los parques y zonas de ocio que, en su mayoría, no se encuentran adaptados para niños con diversidad funcional ni se plantean que deben ser accesibles para los adultos acompañantes. El  Principio 7 de la Convención sobre los Derechos del Niño creado por la Organización de las Naciones Unidas en 1989 subraya la importancia del derecho al juego de los pequeños.   

Según datos del Instituto Nacional de Estadística en España un 8,5 % de la población tiene alguna discapacidad para favorecer su derecho al uso de instalaciones lúdicas, el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) y el Ayuntamiento de Madrid, han elaborado un estudio para repensar los espacios y los elementos de juego.  Delimitar las zonas, promover el uso de espacios sensoriales y juegos simbólicos son algunas de las ideas que están sobre la mesa. El objetivo, hacer de las zonas de ocio, lugares más accesibles. 

Ir al contenido